Visor de contenido web Visor de contenido web

Volver a la página índice

Jesús Julio Carnero presenta la nueva Estrategia Viaria que prevé destinar casi 73 millones de euros a la mejora de los más 1.430 kilómetros de carreteras provinciales entre 2019 y 2031

Fecha 22/02/2019



Foto

• El presidente de la diputación de Valladolid señala la importancia de mantener una buena Red Viaria, ya que es "una infraestructura esencial que condiciona el desarrollo de un territorio, actuando como elemento vertebrador del mismo e impulsando su desarrollo económico y social".
• La nueva Estrategia clasifica las carreteras de la provincia en función de su tráfico y establece 4 programas de actuación.
• Jesús Julio Carnero visita en Camporredondo las obras de mejora de firme que se han realizado en la VP-2203 con una inversión de 440.769 euros.


(CAMPORREDONDO, 22 DE FEBRERO DE 2019).- El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio carnero, ha presentado hoy en Camporredondo las líneas básicas de la nueva Estrategia Viaria Provincial, que será de aplicación para el período comprendido entre 2019 y 2031. En el acto han participado también el alcalde de Camporredondo, Jesús Criado, y el diputado delegado del Área de Asesoramiento y Cooperación a Municipios, Alberto Collantes.

Jesús Julio Carnero ha destacado la importancia de contar con una Estrategia Viaria "ya que es una herramienta fundamental en la gestión y ejecución de las inversiones necesarias en la red de carreteras de titularidad provincial. Así, además de completar el sistema de comunicación interprovincial e interregional, contribuimos a la mejora de la economía provincial y a la fijación de población en el territorio".

En este sentido ha recordado que "la red viaria es una infraestructura esencial que condiciona el desarrollo de un territorio, actuando como elemento vertebrador del mismo, permitiendo una comunicación eficiente entre los diferentes centros de interés e impulsando su desarrollo económico y social".

 

72,7 MILLONES DE EUROS DE INVERSIÓN

El presidente de la Diputación de Valladolid ha recordado que la red provincial de carreteras comparte objetivos comunes con la planificación estatal y regional, pero al mismo tiempo, "establece siete objetivos específicos que parten de una clasificación de las carreteras de la Red, estableciendo unos objetivos de calidad para cada tipología, entre los que se incluyen la modernización completa de las carreteras clasificadas como Clase A".

Junto a ello, se potenciará la conservación del patrimonio viario para evitar la degradación de la red; se eliminarán las curvas clasificadas como peligrosas y, de nos ser posible se mejorará su señalización; se continuará con la construcción de variantes que eviten los conflictos de las travesías más problemáticas; se recuperarán los espacios medioambientales degradaos por las actuaciones viarias; y se trabajará en la ordenación y mejora de los pasos salvacunetas.

Jesús Julio Carnero ha señalado que "para alcanzar estos objetivos específicos vamos a destinar a lo largo de los próximos años 72,7 millones de euros (72.763.332 euros) con el fin de seguir mejorando las oportunidades y la calidad de vida de los ciudadanos. Y lo vamos a hacer a través de la nueva Estrategia Viaria Provincial que se estructura en torno a cuatro apartados, comenzando por el Análisis de la situación actual de la red, para establecer después unos Criterios de intervención, fijar unos programas de actuación y realizar una Valoración de las intervenciones".

Del Análisis de la red, que alcanza a un total de 1.435,55 kilómetros, lo que supone el 47,32% de todas las carreteras que recorren la provincia, se desprende que "las carreteras gestionadas por la Diputación de Valladolid cuentan en su mayoría con unas condiciones geométricas aceptables y una sección transversal suficiente".

Pese a ello, es necesario realizar una serie de intervenciones de mejora como son el dotar de mejor trazado y mayor ancho de vía a aquellas carreteras que han incrementado su intensidad de circulación, renovar la capa de rodadura de aquellas que se han ido deteriorando con el paso del tiempo, corregir las curvas que proceden de antiguos trazados y dar prioridad a las variantes de travesías en las que la anchura de calzada hace imposible el cruce de dos vehículos.

 

CLASIFICACIÓN DE LAS CARRETERAS PROVINCIALES

Por otro lado, y como gran novedad, "la Estrategia Viaria clasifica por primera vez las carretas de titularidad provincial con el fin de obtener una mayor eficacia en la aplicación de los recursos económicos disponibles. Y lo hace distinguiendo tres categorías atendiendo a la tipología, longitud e Intensidad Media Diaria. Y asimismo, fija las condiciones mínimas que cada tipo de carretera debe cumplir".

Así, se consideran Carreteras de Clase A aquellas que tienen un tráfico superior a 500 vehículos día, tienen un largo recorrido dando acceso a gran número de poblaciones y parten, desembocan o unen vías importantes, ya sean de titularidad provincial, autonómica o estatal. Estas carreteras tendrán un nivel de conservación máximo y deberán cumplir unas condiciones técnicas entre las que destacan el que tendrán una anchura total de 8 metros, no tendrán curvas de radio inferior a 250 metros, contarán con capa de aglomerado discontinuo en su rodadura, los accesos estarán retranqueados o perfectamente protegidos y no habrá obstáculos en los márgenes. Afecta a 338,885 kilómetros de la red provincial, lo que supone un 23,61% del total.

Por su parte, las Carreteras Clase B son aquellas que tienen un tráfico inferior a 500 vehículos día, y sus recorridos son cortos, estando su uso limitado a pocos núcleos de población. Tendrán una anchura total de 7 metros, los accesos se ordenarán y protegerán en su totalidad y los obstáculos de los márgenes estarán todos protegidos. Son en total 1.045,79 kilómetros de la actual red, lo que supone el 72,85% de la Red, que en la actualidad tienen un buen trazado y la señalización se ajusta a la normativa vigente

Por último, el apartado Otras Vías hace referencia a carreteras muy locales, con muy poco uso y que no tienen, en el estricto sentido de la palabra, carácter de carretera. Se trata de caminos vecinales de carácter agrícola, de pequeña longitud, que conducen a puntos localizados, tales como estaciones de ferrocarril en desuso, fincas o granjas particulares. Afecta a otros 339 kilómetros que se mantendrán en las condiciones actuales, garantizando el tránsito, y que podrán ser traspasadas a los núcleos urbanos en los que están enclavadas.

 

PROGRAMAS DE ACTUACIÓN

Jesús Julio Carnero ha explicado que "la Estrategia Viaria Provincial contempla cuatro programas de actuación, que se centran en la modernización de nuestras carreteras, en la conservación ordinaria y extraordinaria, además de establecer un programa de cesiones.

El Programa de Modernización prevé una inversión total de 10,9 millones de euros para desarrollar 47 actuaciones con. De ellas, 12 corresponderán a acondicionamiento y mejora de carreteras con una inversión de 9 millones de euros; 22 a acondicionamiento de curvas, con 1.6 millones de euros de inversión; y 3 circunvalaciones y travesías con un presupuesto de 270.000 euros. Estas últimas corresponden a las travesías de Llano de Olmedo y Nueva Villa de las Torres y la circunvalación de San Román de Hornija.

El Programa de Conservación Ordinaria engloba todas las actuaciones destinadas a la conservación y a la mejora de la seguridad vial en toda la red, realizadas de forma continua y para las que se contempla una inversión total de 50,4 millones de euros. Aquí se incluyen, entre otras acciones, los refuerzos de firme y la conservación ordinaria, además de mejoras de la seguridad vial, nueva señalización horizontal y vertical, la vialidad invernal, el acondicionamiento de salvacunetas o la recuperación medioambiental y adecuación paisajística.

Por su parte, el Programa de Conservación Extraordinaria prevé invertir 8,53 millones de euros en este apartado, que prevé la rehabilitación y mejora de la capacidad estructural, así como la reposición y mejora de las características superficiales de 72 carreteras de la provincia, con el fin de impedir el agotamiento de la capacidad estructural del firme.

Por último, el Programa de Cesiones prevé actuar en 43 tramos que se pretende ceder a los núcleos urbanos del término municipal por el que trascurren las denominadas Otras Vías, con una inversión de 2,79 millones de euros.

La valoración de los costes se ha realizado estableciendo un precio medio de 200.000 €/Km. para las actuaciones de acondicionamiento y mejoras, y de 60.000 €/Km. para el resto de actuaciones.

 

MEJORA DE LA VP-2203 ENTRE SANTIAGO DEL ARROYO Y MONTEMAYOR DE PILILLA

Jesús Julio Carnero ha aprovecha la visita a Camporredondo para conocer la actuación realizada en la carretera provincial VP-2203 que une las localidades de Santiago del Arroyo y Montemayor de Pililla, que ha supuesto una inversión de 440.769 euros y que se ha ejecutado en dos fases.

La primera de ellas, desde la Autovía A-61 a Camporredondo, de 2,44 kilómetros, se desarrolló en 2017, actuando sobre una superficie de 15.372 m2 en la que se ha extendido 1.966 toneladas de mezcla bituminosa. La segunda fase, realizada en 2018, se ha ejecutado sobre los 4,84 kilómetros que separan Camporredondo de Montemayor de Pililla, lo que ha supuesto extender 3.606 toneladas de mezcla bituminosa sobre una superficie de 30.492 m2. Las obras se han completado con una nueva señalización, tanto vertical como horizontal.