Visor de contenido web Visor de contenido web

Volver a la página índice

El presidente de la Diputación visita el nuevo alberge de peregrinos del Camino de Santiago en Peñaflor de Hornija.

Fecha 26/05/2014



Foto

• Jesús Julio Carnero destaca la importancia de los diferentes Caminos a Santiago como "un viaje de fe, de arte y cultura, de naturaleza, pero sobre todo en un viaje interior de cada uno de los peregrinos que lo transitan".
• El nuevo albergue ofrece 12 plazas a los peregrinos que transitan por el llamado Camino de Madrid, y ha supuesto una inversión de 130.000 euros.


(PEÑAFLOR DE HORNIJA, 26 DE MAYO DE 2014).- El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, invitado por el alcalde de Peñaflor de Hornija, Anastasio Vaquero, ha inaugurado las nuevas instalaciones del albergue de peregrinos de la localidad, que forma parte del Camino de Madrid o Camino Real a  Santiago de Compostela.

El nuevo albergue se ubica en la antigua Casa del Párroco de la localidad, que cedida hasta el año 2030 al Ayuntamiento de Peñaflor de Hornija por el Arzobispado de Valladolid. El edificio consta de dos plantas, de las que la primera de ellas está ocupada por el nuevo albergue de peregrinos, que comenzó a funcionar el pasado mes de enero. Desde entonces, son más de 70 los peregrinos que han utilizado sus instalaciones

Este nuevo alojamiento ocupa una superficie de 135 m2, y ofrece un total de 12 plazas distribuidas en tres habitaciones independientes en cada una de las cuales se instalan dos literas de dos plazas. Además, ofrece a los peregrinos cocina y baño completos, éste último adaptado a minusválidos, agua caliente y calefacción, y cuenta además con otras dependencias como vestíbulo y un pequeño almacén,  y se completa con un patio de superficie similar a la edificada. La inversión total asciende a 130.000 euros, de los que 81.000 euros han sido aportados por el Grupo de Acción Local Zona Centro.

El presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, ha recordado la importancia que el Camino de Santiago, a través de sus diferentes rutas, tiene "como elemento cultural vertebrador de todo el noroeste español, no sólo a través del llamado Camino Francés, sino de todas las rutas tradicionales que, después de tantos siglos, siguen llevando a los peregrinos hasta Santiago de Compostela en un viaje de fe, de arte y cultura, de naturaleza, pero sobre todo en un viaje interior".

 

LOS CAMINOS DE LA PROVINCIA DE VALLADOLID

Tras recordar que dos de las llamadas rutas tradicionales discurren por la provincia de Valladolid, el Camino de Levante-Sureste y el Camino de Madrid o Camino Real, Jesús Julio Carnero ha señalado la apuesta continuada que, desde el año 2004, viene realizando la Diputación de Valladolid en la defensa, puesta en valor y promoción de los Caminos de Santiago a su paso por la provincia.

"No hay que olvidar", ha señalado el presidente de la Diputación, "que casi 290 kilómetros de los Caminos de Madrid y de levante - Sureste discurren por nuestra provincia, atravesando un total de 34 localidades, 19 en el caso del Camino de Madrid y 15 en las dos rutas que confluyen del Camino de Levante - Sureste. Rutas todas ellas perfectamente señalizadas gracias a la unión de esfuerzos por parte de los ayuntamientos, de los grupos de Acción Local y de la propia Diputación de Valladolid".

 

MEDIO MILLÓN DE EUROS

La Diputación de Valladolid ha invertido en los últimos años medio millón de euros en cuestiones como la adecuación y rehabilitación de los albergues de peregrinos (más de 290.000 euros), la señalización de las diferentes rutas mediante vallas y mojones informativos (75.000 euros),  y la promoción turística a través de folletos y presencia en ferias especializadas (más de 100.000 euros). Entre los albergues en los que se ha actuado se encuentran los de Castromonte, Ciguñuela, Cuenca de Campos, Mota del Marqués, San Pedro de Latarce, Santervás de Campos, Vega de Valdetronco y Villalón de Campos.

En cuanto a señalización, las tradicionales flechas amarillas ubicadas en los bordillos de las aceras, señales de tráfico, postes de la luz o árboles se han visto completadas con la instalación de vallas informativos y mojones de piedra. En concreto, se han colocado 84 mojones de piedra (49 en el Camino de Madrid) y 12 señales de madera en el acceso a las localidades que se integran en el Camino de Madrid, culminando el trabajo iniciado por el Grupo de Acción Local ADRI Zona Norte, pionero en esta iniciativa.

Además, la Diputación de Valladolid mantiene una línea de colaboración y asistencia técnica con las tres asociaciones jacobeas de la provincia, Asociación Jacobea Vallisoletana (AJOVA), Asociación de Amigos de los Caminos de Santiago de Medina de Rioseco y Asociación del Camino de Santiago del Sureste en Valladolid (ACCASSE-VA). Dicha colaboración se materializa a través de convenios por los que la Institución provincial apoya las acciones de promoción y difusión de nuestros caminos realizadas por las asociaciones.

 

PEÑAFLOR DE HORNIJA

Enmarcada en el llamado Camino de Madrid, a Peñaflor de Hornija se llega tras recorrer 8 kilómetros desde Wamba. Ubicada en uno de los limites de del páramo de los Montes Torozos, la localidad es un espectacular mirador sobre el Valle del Hornija.

 Algunos restos atestiguan que hubo una muralla por el S.XIV. En el interior del municipio destacan varias casas solariegas, como la del Conde de Peñaflor, del siglo XVI, situada en la Calle de San Juan. La Iglesia de Santa María, del siglo XIII. De su interior destaca un maravilloso retablo neoclásico del siglo XIX, así como dos retablos barrocos del siglo XVII, otro ubicado en el altar mayor, del siglo XVIII, y una magnífica tabla pintada del XVI dentro de la sacristía. Además existe otra iglesia, en el centro del pueblo, del siglo XIII, de la que sólo sus muros permanecen en pie.

A las afueras del pueblo se encuentra la Ermita del Cristo de las Eras, del siglo XVI, en la que lo más destacado es un extraordinario Cristo del siglo XVIII, de 1,70 m. de altura, ubicado en el centro del retablo mayor y a quien los vecinos de Peñaflor de Hornija honran en sus fiestas principales, en el tercer domingo de septiembre.

Desde Peñaflor de Hornija el camino continúa con destino a La Santa Espina (8,4 Km.) y Castromonte (18,6 Km.)