Publicador de contenidos Publicador de contenidos

Atrás

La Diputación de Valladolid organiza talleres para prevenir el juego online y las apuestas deportivas entre adolescentes y jóvenes

La Diputación de Valladolid organiza talleres para prevenir el juego online y las apuestas deportivas entre adolescentes y jóvenes

Fecha 28/10/2019



Foto

La institución provincial se hace eco del peligroso crecimiento que está adquiriendo esta problemática, así como de la alarma y la lógica preocupación que provoca en los progenitores.


(VALLADOLID, 28 DE OCTUBRE DE 2019).- El diputado de Igualdad de Oportunidades y Servicios Sociales de la Diputación de Valladolid, David Esteban, ha presentado hoy, en el Palacio de Pimentel, el nuevo programa de Talleres de prevención del juego online y las apuestas deportivas destinados a jóvenes y adolescentes de la provincia, dentro de la estrategia ‘Apaga y vámonos’ del Plan Provincial de Adicciones de la Diputación.

En los meses de noviembre y diciembre, el Plan Provincial de Adicciones de la Diputación pondrá en marcha cuatro talleres de cuatro horas cada uno destinados a jóvenes y adolescentes. Los contenidos de los talleres versarán sobre la sensibilización y prevención de los peligros que pueden derivarse del mal uso de las nuevas tecnologías, en concreto de la adicción a internet, sexting y grooming, abuso del móvil y de las redes sociales. Los talleres harán además una intervención específica sobre el juego y las apuestas impartida por AJUPAREVA, una asociación especializada en el tratamiento del juego patológico.

Los talleres tendrán lugar en Villanueva de Duero, el 8 de noviembre; Cigales, el 1 de diciembre; La Seca el 21 de diciembre; y Boecillo, en una fecha aún por determinar. En estos municipios se están desarrollando programas de animación comunitaria con jóvenes de 15 a 18 años y que existan ya   estos grupos ya facilita la puesta en marcha de los nuevos talleres que contarán con un sistema de evaluación para medir la satisfacción, el cambio de actitudes y la adquisición de conocimientos de las personas participantes.

La Diputación de Valladolid ha sido pionera en el abordaje de esta problemática, organizando el primer Campamento de Desintoxicación Digital en 2017 así como unos campamentos infantiles en 2018 para la prevención del mal uso de las Tics. Igualmente, desde hace años, muchos progenitores han tomado parte en las sesiones complementarias de las Escuelas de Padres y Madres del Programa Moneo, recibiendo pautas educativas para saber cómo prevenir las consecuencias derivadas de un uso inadecuado de las TICs por parte de sus hijos e hijas.

La ludopatía crece en España y lo hace de forma preocupante. Un número de jóvenes cada vez mayor, muchos de ellos menores de edad, se enganchan compulsivamente a los videojuegos online y se vuelven asiduos a las casas de apuestas, muchas veces, situadas en las cercanías de los colegios e institutos.

Según los datos del mercado español de juego publicados por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), la actividad online ha crecido en España de 2012 a 2017 un 387 %, al pasar de 2.805,47 millones de euros en actividad online a más de 13.000 millones.

Dentro del juego online, son las apuestas deportivas el principal atractivo de las personas ludópatas, seguidas muy de cerca por el póquer, por lo que la proliferación de las casas de apuestas, sobre todo cerca de colegios, suponen ya un riesgo potencial para los y las escolares porque la tendencia del juego se mueve en esa dirección.

Según el “Estudio sobre prevalencia, comportamiento y características de los usuarios de juegos de azar en España 2015”, la edad media de inicio en el juego entre los jugadores con problemas se sitúa en los 19 años, con las máquinas de juego como instrumento de iniciación y principal fuente de problemas con el juego. Un 44,8% de las personas encuestadas con patología relacionada con el juego reconoce haber jugado antes de los 18 años de edad. Según este estudio, la forma presencial de participar en juegos de azar es la modalidad más empleada (juegos en casas o salas de apuestas, máquinas de juego o máquinas tragaperras, juegos en casinos, concursos, apuestas hípicas y juegos de cartas con apuesta económica), aunque se está produciendo una considerable expansión de los juegos de azar online. En este sentido, es significativo que a medida que se incrementa el nivel de patología por juego, el gasto en juegos de azar online es mayor.

El juego, online o presencial, es una de las llamadas adicciones sin sustancia. Las Nuevas Tecnologías conllevan otro tipo de adicciones sin sustancia como son por ejemplo el uso compulsivo de internet y de los teléfonos móviles, la adicción a los videojuegos o el consumo compulsivo de la pornografía online entre otros. Estos fenómenos derivados de un mal uso de esas Nuevas Tecnologías, golpean especialmente a la juventud y a la adolescencia, más vulnerables y más proclives desde su condición de nativos digitales a sumergirse en sus tablets y en sus móviles de forma peligrosa.
La encuesta Estudes 2016-2017 realizada con estudiantes de Castilla y León de 14 a 18 años indica que el 14,3% de los y las estudiantes, había jugado dinero presencialmente en los últimos 12 meses y el 6,3% a través de Internet. En un estudio de FECYLJAR (Federación castellano leonesa de jugadores de azar rehabilitados) se ve que en Valladolid el tratamiento de las personas afectadas por el juego online casi se ha duplicado desde 2015. Según este mismo estudio, los salones de juego han crecido un 57% en dos años.

Los teléfonos móviles, las redes sociales, internet, etc. han supuesto un avance en el acceso a la información, y están modificando nuestra forma de relacionarnos y de interactuar con los demás y con el mundo que nos rodea. A pesar de los indudables avances que aportan estas tecnologías, son evidentes también los riesgos que se derivan de una utilización abusiva e inadecuada de las mismas. Según un estudio de la OCDE realizado en 2015 entre los y las adolescentes de nuestro país, el 69% admite “sentirse realmente mal” si no tiene conexión a internet y un 22% se conecta fuera de clase durante más de seis horas un día cualquiera de la semana. Las repercusiones en el rendimiento escolar deberían hacernos reflexionar: los que más abusaban de las Nuevas Tecnologías obtuvieron de media 35 puntos menos en Ciencias según el informe PISA. Además, declaraban tener menor satisfacción con su vida y faltaban más a clase. Según otro estudio de la ONG “Protégeles” del año 2015, el 21% de los y las jóvenes estaría en riesgo de ser adicto a las TIC



Tambien podria interesarte...

  • Desarrollo económico