Atrás

día mujer rural

Conrado Íscar destaca el papel de las mujeres durante la COVID en la clausura de los actos del Día Internacional de la Mujer Rural

Fecha 15/10/2020
Conrado Íscar d

El presidente de la Diputación de Valladolid señala que “las mujeres estáis soportando un peso especial en esta pandemia” y anuncia la puesta en marcha a partir de 2021 del 2º Plan de Empleo de la Mujer Rural “porque el empleo es la piedra angular sobre la que construir la independencia personal, también en nuestro mundo rural”.

La situación sanitaria ha obligado a limitar los actos a la celebración telemática del Pleno Ordinario del Consejo Provincial de la Mujer y a la entrega de la Beca para el Desarrollo de un Trabajo de Investigación en el marco del VI Plan de Igualdad de Oportunidades y Contra la Violencia de Género 2020, que ha recaído en el proyecto ‘Estudio y evolución con perspectiva de género de las necesidades, recursos y servicios de las mujeres cuidadoras profesionales de la dependencia en la provincia de Valladolid’, de Miriam San Juan como investigadora principal.


(VALLADOLID, 15 DE OCTUBRE DE 2020).-  El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, ha clausurado hoy el Pleno del Consejo Provincial de la Mujer, reunido con motivo de la celebración hoy del Día Internacional de la Mujer Rural, y que se ha celebrado de manera telemática, a causa de las restricciones impuestas por la COVID-19.

Conrado Íscar ha iniciado su intervención destacando que “las mujeres estáis soportando un peso especial en esta pandemia. Lo estáis sufriendo en primera línea contra la COVID, porque, según datos oficiales, en España sois más del 68% del personal sanitario. Un porcentaje aún mucho mayor si nos fijamos en las tareas asistenciales, por ejemplo, en los cuidados en las residencias. O qué decir del trabajo que habéis realizado en cada uno de los hogares de nuestra provincia”.

Asimismo, ha señalado que “la crisis sanitaria viene acompañada de una importante crisis económica y social y a nadie se le escapa que, pese a las políticas de igualdad que se vienen desarrollando desde hace años, las mujeres sufrís una mayor precariedad laboral”, por lo que ha anunciado la puesta en marcha, a partir de 2021 del 2º Plan de Empleo de la Mujer Rural de la provincia de Valladolid”.

2º PLAN DE EMPLEO DE LA MUJER RURAL

En este sentido, el presidente de la Diputación de Valladolid ha recordado que se trata de una de las indicaciones que recoge el VI Plan de Igualdad de Oportunidades y Contra la Violencia de Género de la Diputación, pero sobre todo “porque el empleo es la piedra angular sobre la que construir la independencia personal, también en nuestro mundo rural. Y porque nuestra provincia es un espacio lleno de oportunidades en el que la mujer tiene que desempeñar, como lo ha hecho siempre, un papel protagonista. Solo así seremos capaces de hacer frente al reto de la despoblación y el envejecimiento que sufre nuestro mundo rural, cada día más masculinizado”.

Por otro lado, ha señalado que además de la pérdida de empleo “la pandemia y el confinamiento “ha supuesto también un incremento de los casos de violencia de género, sin duda, la mayor de las desigualdades, además de complicar aún más el posible acceso de las víctimas a los recursos de protección”. Y en este sentido ha comprometido el compromiso de la Diputación de Valladolid en esta materia. “Vamos a seguir siendo beligerantes en la lucha contra la violencia de género, desarrollando acciones de formación y sensibilización y garantizando la información, asistencia y acceso de las mujeres víctimas de violencia de género a toda la red de recursos de atención de la provincia de Valladolid”.

OPORTUNIDADES DE FUTURO

Conrado Íscar ha señalado como la pandemia también ha tenido algún efecto positivo, ya que “ahora muchas familias miran a nuestro mundo rural como un lugar atractivo para poder desarrollar su proyecto de vida, entendiendo que nuestros pueblos aportan un entorno más saludable que el de las grandes ciudades”.

Pero en este sentido, ha señalado que hay que afrontar retos importantes para dar respuesta a esa demanda como es, además de garantizar la prestación de los servicios, garantizar la posibilidad del acceso a la vivienda o la eliminación de la brecha digital. “Ahora estamos reunidos gracias a esa conectividad que no termina de llegar a nuestros pueblos, abriendo una brecha digital que es un determinante factor de discriminación”. Una brecha que la Diputación de Valladolid va a intentar eliminar en toda la provincia.

MUJERES RURALES CONECTADAS

Tras la intervención del presidente de la Diputación ha tenido lugar la lectura del manifiesto Mujeres Rurales Conectadas, elaborado por todas las asociaciones del Consejo y montado en video con la intervención de todas ellas.

En el manifiesto, las mujeres de la provincia de Valladolid fijan 7 reivindicaciones concretas: nuestro papel en la sociedad: queremos ser valoradas y apoyadas por lo que somos, por quienes somos y por lo que aportamos; el cumplimiento de políticas de Igualdad transversales para poder ser y ejercer como ciudadanas libres y de pleno derecho; el empoderamiento de las mujeres rurales; acabar con la brecha laboral de género en el medio rural; impulsar el liderazgo femenino; la revitalización del medio rural; y no olvidar a las mujeres de los municipios más pequeños.

BECA DE INVESTIGACIÓN

Por último, el presidente de la Diputación ha hecho entrega de la la Beca para el desarrollo de Trabajos de Investigación en el marco del VI Plan de Igualdad de Oportunidades y contra la Violencia de Género 2020, tras el fallo del jurado reunido en la jornada de ayer.

La Beca es para Miriam San Juan, investigadora principal del equipo que ha desarrollado el proyecto titulado ‘Estudio y evolución con perspectiva de género de las necesidades, recursos y servicios de las mujeres cuidadoras profesionales de la dependencia en la provincia de Valladolid’. El equipo ha estado formado también por Carmen Delgado, Nina Infante, Carmen Díez y Alfonsa Bonafonte, como investigadoras colaboradoras.

El jurado ha estimado su diseño metodológico riguroso, su enfoque hacia los perfiles profesionales de las personas que realizan la atención a las personas dependientes, sus titulaciones y especialización de la que disponen, y el análisis de las condiciones en las que realizan su trabajo, especialmente sus necesidades en cuanto a formación, empleo y conciliación